Seguidores

miércoles, 1 de mayo de 2013

Te preguntarás como sería tirarte a la piscina de cabeza y por impulso, una vez más.
Como sería volver a morir en el intento.
Intento fallido de no mirarte a los ojos si se cruzan con los míos. Intento desorbitado y suicida de dos corazones latiendo a contrarreloj, a contravida y en contra del mundo.
No sabía hacerlo mejor, ni tampoco sabía hacerlo peor, simplemente no sabía hacerlo.
Tuve que aceptar, que mi vida no depende de tu cuello y que tu cuello depende de otra vida distinta.
Es irónico como tu mundo se desmorona, es irónico que sea por alguien en concreto.
Las personas estamos hechas para solucionarnos la vida unas a otras y no para descolocarnos el mundo.
Nos queremos y nos jodemos a la vez.
Las personas que nos joden son las que nos dan el sentido, y eso no es justo.
Y yo ya me he cansado. Me he cansado de hablar de amor y de no hacerlo contigo.
Me he cansado de hablar siempre de lo mismo, del mismo en particular y empezando por la misma letra siempre.
Pero...
¿Acaso tú vida es distinta todos los días? La mía no. ¿Acaso nunca has perdido la cabeza por alguien? Yo sí.


4 comentarios:

  1. Me encanta. No podría sentirme más identificada. Sigue escribiendo así:)
    Un beso

    http://lachicaconojosclaros.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    Acabo de hacerme un blog nuevo,pásate por el si te apetece.
    Un beso http://una-chicamas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. A veces creo que tambien podemos estar hechos para descolocarnos el mundo unos a otros. Me encanta este blog =) Un beso!!

    ResponderEliminar